AP Sensing

DAS / DVS (Detección acústica/de vibración distribuida)

 

Estos sistemas detectan vibraciones y capturan la energía acústica de la fibra óptica. La fibra funciona como si hubiera miles de micrófonos instalados. Se utilizan algoritmos de clasificación para detectar y localizar, por ejemplo, actividades de intrusión.

En el mercado se utilizan diversas tecnologías DAS/DVS. Dependiendo de la aplicación y los requisitos del proyecto, AP Sensing puede ofrecer la tecnología más idónea, totalmente integrada en el conjunto de software de AP Sensing.

La C-OTDR (Coherent Optical Time Domain Reflectometry, Reflectometría óptica de dominio de tiempo coherente) utiliza la dispersión Rayleigh, lo que permite que se detecten señales de frecuencia acústica a través de grandes distancias. El interrogador envía un pulso de láser coherente a lo largo de una fibra óptica unimodal (cable sensor) y los lugares de dispersión de la fibra hacen que esta actúe como un interferómetro distribuido con una longitud de calibración similar a la longitud de pulso (por ejemplo, 10 metros).

La perturbación acústica en la fibra genera elongación o compresión microscópica de la fibra (tensión), lo que produce un cambio en la relación de fase.




Antes de que el próximo pulso de láser se transmita, el pulso anterior debe haber tenido tiempo de viajar al extremo más lejano de la fibra y los reflejos de allí haber vuelto. Para una fibra de 40 km de largo, la velocidad de pulso máxima es de aproximadamente 2,5 kHz. Como consecuencia, se pueden medir señales acústicas que varían a frecuencias de hasta la frecuencia de Nyquist de aproximadamente 1,25 kHz.

Las fibras más cortas permiten claramente velocidades de adquisición más altas, por ejemplo, hasta 10 kHz. Para incidentes TPI (interferencia de terceros), el rango de frecuencia inferior de normalmente < 500 Hz es importante.

Además de la conocida tecnología C-OTDR, AP Sensing ofrece un interferómetro híbrido, que funciona como una tecnología transmisora, con una respuesta de frecuencia de ancho de banda extrema y sin degradación de la potencia de la señal cuando existe distancia. Esta tecnología exclusiva actúa como un micrófono continuo, de hasta 50 km de longitud de fibra, diseñado para “supervisar” señales en el rango de frecuencias ultrasónicas con buenas capacidades de localización de TPI (interferencia de terceros).